Padres pederastas

http://soyataud.blogspot.com/
Hoy, en un país donde como buen adolescente que acaba de descubrir sus recién adquiridas dotes de fuerza, sexualidad, derechos y obligaciones, la sociedad mexicana en su conjunto, se enfrenta a la adquirida libertad que vino con el siglo XXI.

Hoy, se esta debatiendo sobre si las mujeres pueden o no, decidir que hacer con su cuerpo, con sus entrañas y con su salud, futuro, vida. No se esta dando permiso para que quien quiera aborte cuando se le antoje, se esta debatiendo la legalización del aborto como un tema de salud nacional, miles de mujeres mueren al año, victimas de parteras, médicos clandestinos, mueren desangradas, infectadas.

Pero aparte mueren solas, condenadas tanto por la ley que debería protegerlas y por su iglesia que debería cobijarla en su momento de pena.

Las razones éticas, morales, religiosas o partidistas pasan a ser solo formas de tomar como bandera este tema y llevar agua a cada pozo, en un estado laico, donde la iglesia católica, la principal y mas fuerte no debería siquiera dar su opinión fuera de sus templos y catedrales, por que es un tema de salud, no de si dios se enoja con los que lo creamos y le dimos forma; los partidos deberían seguir sus leyes y reglas; discutir en mesa y no en TV ( en horario AAA para rematar) temas que conciernen al bienestar del pueblo.

Las demás asociaciones especializadas en criticar desde sus casitas en las Lomas de donde estén (entiéndase PROVIDA, LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE PADRES DE FAMILIA, LOS LEGIONARIOS DE CRISTO, etc, etc, y demás) Que buscan solo poner sus creencias, sus reglas sobre la vida y adquirir mas adeptos para que sigan cooperando para mantener esas casitas en las lomas de donde estén.

Con tanta insistencia de parte de la Iglesia y sus santas asociaciones civiles, y con esa vehemencia con la que defienden el no al aborto, me hace recordar la misma vehemencia con la que ignoraron el tema de los sacerdotes pederastas, ahí si se pedía compresión hacia ellos, “Son humanos, tienen derecho a errar” comento de manera desafortunada algún obispo que es mancha de cuyo nombre no quisiera acordarme; esa iglesia, esas asociaciones que la defienden, me hacen pensar que se retuercen de la rabia por que se cerrara la llave que surtía de niños y niñas a esos sacerdotes hambrientos de inocencia.

Hoy, el si y el no le pertenece al afectado o afectada en este caso; ella y solo ella, debería decidir que hacer con su cuerpo, así como nosotros debemos decidir pronto si vamos a seguir dejándonos de esos cuantos que desde sus casas celestiales, nos quieren dictar como vivir.

Ataúd.

Política

About Author

Periodistas en línea

Leave a Reply