La Herradura de Peñoles, orgullo de Sonora

El oro, a la alza
José Luis Carrillo Aguado*
Revista Conversus
La mina La Herradura, situada en el estado de Sonora, al Noroeste de Hermosillo, es una de las minas productoras de oro mayores de América Latina. Conversus tuvo la oportunidad de admirar las características peculiares de esta mina, ya que no sigue el estereotipo tradicional de mina, una cueva en un cerro con carros repletos de mineral que corren sobre rieles, sino que la obra se realiza a tajo abierto, según explicó el ingeniero Enrique García Reimbert, quien trabaja en el Departamento de Exploración de Minera Penmont, S. de R.L. de C.V. El ingeniero Garcia Reimbert informó que con este adjetivo se designa al corte practicado en el lugar de donde se extrae el mineral, yacimientos con grandes tonelajes, en este caso de mas de un millón de onzas y bajas leyes, para lo cual se cuenta con la maquinaria especializada para este tipo de trabajos con la cual se extrae el mineral económico, además de realizar el movimiento de tierras que no cumplen el estándar o cut off ( ley de corte ).
Para la localización del yacimiento, el ingeniero García Reimbert explicó que se requirió de métodos indirectos de exploración y una infraestructura necesaria para conocer el terreno con tecnología de vanguardia, como son los geoposicionadores satelitales o GPS (instrumentos que se valen de satélites artificiales para proporcionar las coordenadas donde se ubica el sitio en donde se hacen muestreos geoquímicos del mineral situado en determinada localidad.
El paso siguiente, una vez tomadas las muestras, consistió en buscar anomalías que hicieran sospechar sobre la posibilidad de encontrar el mineral, cuando eso se comprobó, se organizó un programa de trabajos para llevar a cabo estudios más a detalle.
Cuando un equipo de geólogos o ingenieros en geología encuentra mineral con el potencial necesario para ser tomado en cuenta, se elabora un programa de exploración y se determinan los planes de minado, lo que depende de las cotizaciones de los metales que rigen en ese momento. Vale la pena indicar que actualmente el precio de la mayoría de los metales está a la alza, por lo que hoy en día es especialmente rentable la realización de investigaciones en esta área del conocimiento, con un futuro prometedor.
La etapa que sigue es la barrenación, proceso que permite determinar las dimensiones del yacimiento. Para ello se usan barrenadoras, máquinas perforadoras montadas en camiones y dotadas de compresores de aire y motores que hacen girar tubería para taladrar roca inyectando presión de aire. Las muestras del subsuelo obtenidas, denominadas ripios, se precipitan a una tubería de donde se sacan y colocan en cajas especiales para realizar los estudios necesarios y un número de kilos para su ensaye en laboratorio para determinar la zona mineralizada. En ocasiones y dependiendo del tamaño del yacimiento, basta con que se tenga 1 gramo de oro por tonelada de material removido, para que la inversión en una mina sea rentable. El ingeniero Genaro Verdugo Noriega, encargado de supervisar la barrenación fuera de la influencia de la Unidad La Herradura, explicó que el objetivo de este proceso es obtener muestras del suelo a diferentes profundidades para contar con una información más real de un probable cuerpo mineralizado.
Después se hacen proyecciones con base en estudios de laboratorio y sistemas computacionales para delimitar la composición del suelo, lo que se logra con gráficas que presentan diferentes colores, siguiendo un código que asigna un color para cada tipo de roca para su fácil identificación.
El ingeniero Luis Alonso Luna, encargado de la barrenación de producción de la Unidad Minera, indica que con anticipación se colocan señales (banderas de colores) en el terreno donde previamente se barreno, diferenciando el mineral en sus diferentes rangos de ley, anteriormente analizado en el laboratorio, donde se cuantifica la cantidad de oro presente por volumen de roca para determinar si el segmento de donde se extrajo la muestra es minable, esto es, si vale la pena invertir en la extracción, según los parámetros de la empresa, para iniciar la explotación del mineral.
Una vez que se ha decidido explotar un segmento de terreno, barrenos mas cortos son utilizados para insertar una carga de explosivos, que al detonar harán posible obtener mayor cantidad de rocas con mineral, material con el que después se cargarán (mediante maquinaria pesada) los camiones de acarreo, algunos con capacidad de carga de 100 toneladas métricas (otros pueden transportar 150 TM), para trasladar la materia bruta y depositarla en los tanques de lixiviado, donde siguen un proceso metalúrgico basado en reacciones fisico-quìmicas, y finalmente se obtiene el oro con diferentes grados de pureza.
Las dimensiones de la mina La Herradura son actualmente de 2.8 km de largo por 2 km de ancho.

LA HERRADURA DENTRO DE GRUPO PEÑOLES
La Herradura pertenece a Grupo Peñoles, empresa cuya actividad está orientada principalmente al área minero-metalúrgica y se desarrolla principalmente en México, sus productos son vendidos en cinco áreas geográficas del mundo: Estados Unidos, Japón, Europa, Sudamérica y otros. El ingeniero José Arturo Arredondo Morales, encargado de la operación de la mina, explicó que La Herradura ocupó hasta el 2005 el primer lugar en producción de oro a nivel nacional. Esta mina está dentro de las tres primeras en riqueza generada por Grupo Peñoles. El ingeniero Arredondo dejó en claro que la mayor parte de la producción de La Herradura se entrega a Met Mex, empresa radicada en Coahuila, que exporta a Estados Unidos una buena cantidad del mineral obtenido.
Las ventas totales del área de minas de Peñoles (que comprenden las minas Fresnillo, La Ciénaga, La Herradura, Naica, Francisco I. Madero y otras menores) ascienden a $6 841.6 millones, con unas reservas probadas en oro de 4.3 millones de onzas de unidades de operación.
Peñoles, fundado en 1887, es un grupo minero con operaciones integradas en la fundición y afinación de metales no ferrosos y en la elaboración de productos químicos; es el mayor productor mundial de plata afinada, bismuto metálico y sulfato de sodio, y se encuentra entre los líderes latinoamericanos en la producción de oro, plomo y zinc afinados. Su misión es agregar valor a los recursos naturales no renovables en forma sustentable. La visión de Peñoles es ser la empresa mexicana más reconocida a nivel mundial del sector minero-metalúrgico por la calidad de sus procesos y la excelencia de su gente.
Peñoles es una empresa socialmente responsable, respetuosa de la naturaleza y promotora del autodesarrollo de las comunidades donde operan. En lo referente al autodesarrollo de las comunidades, el contador público Edgando Urias Serrano, asesor de personal en La Herradura, comentó que en esta mina se les ha dado oportunidad de trabajo y desarrollo no sólo a profesionistas provenientes de todo el país, sino también a ejidatarios residentes de la zona, brindándoles la oportunidad para desarrollarse en una empresa que les ofrece capacitación tanto a hombres como a mujeres para procurar que consigan el dominio de otras habilidades y sean capaces de manejar maquinaria, obteniendo salarios que de otra manera no estarían a su alcance. Los trabajadores originarios de la zona han contado con la posibilidad de lograr niveles de escolaridad más altos, facilitando la integración a la empresa en cuestiones como seguridad, ecología, y orientación respecto a las actividades que van a desarrollar como operadores dentro de las minas.

LLAMADO A LOS JÓVENES
El ingeniero García Reimbert hizo énfasis en que los jóvenes de hoy deben aprovechar el boom de la minería y los programas curriculares de muchas universidades para formar recursos humanos capacitados, con el fin de encontrar un sentido a su vida profesional al laborar en un área altamente satisfactoria y que maneja tecnología de punta. “Nuestros tecnológicos y universidades por las ciencias de la tierra: geología, ingeniería geológica, topografía, y carreras afines deben adecuarse a las necesidades de las grandes empresas y a los requerimientos que en esta materia demanda los tiempos actuales, como son maestrías por Internet . Por ello, es altamente recomendable para los jóvenes con posibilidades de elegir una carrera profesional, decidirse por alguna relacionada con el trabajo en campo, particularmente en la investigación mineralógica, sobre todo ahora que los metales están al alza, aunque antes deben valorar, con base en las prácticas de campo, si están dispuestos a ceder parte de su tiempo a radicar fuera del hogar”.
Sin embargo, como explica el ingeniero Verdugo Noriega, no hay nada comparable con dedicarse a un trabajo que brinde la satisfacción de dotar de sentido a su vida, y la familia termina por agradecer al trabajador su esfuerzo y constancia. En el Instituto Politécnico Nacional, así como en la Universidad Nacional Autónoma de México se imparten las carreras relacionadas con ciencias de la tierra. El sector minero demanda crecimiento en los centros de enseñanza superior hacia la mejora en sus programas de estudios para estar en posibilidades de forjar los estudiantes de ciencias de la tierra que el México del siglo xxi requiere Seguramente habrá estudiantes interesados en cursar sus estudios en esta área.
*Periodista científico de Conversus

Cultura y Arte

About Author

Periodistas en línea

Leave a Reply