Intentan linchar a tres periodistas en Campeche

Milenio
12 Abril 2012 - 2:34am Redacción

Campesinos de Nunkiní y Santa Cruz ex Hacienda retuvieron por 13 horas a dos reporteros y un camarógrafo para exigir que las autoridades destraben el conflicto agrario entre ambas comunidades.
Calkiní • Un conflicto agrario entre dos comunidades del municipio de Calkiní, Campeche, provocó que uno de los grupos en conflicto retuviera durante 13 horas y amagara con linchar al corresponsal del MILENIO, Édgar Icte Villafaña, junto con sus compañeros Oliver Pacheco y Eric Hernández, de la televisora local Mayavision, con la finalidad de obligar a las autoridades locales a intermediar en la disputa.

Integrantes de las comunidades de Nunkiní y Santa Cruz ex Hacienda —que se enfrentan por un viejo conflicto sobre los linderos de sus parcelas— iniciaron el enfrentamiento cuando realizaban el deslinde de sus predios, lo que inconformó a los de la primera localidad.

Al lugar se trasladaron los reporteros con el fin de cubrir los hechos y al iniciar la toma de los aspectos fueron retenidos por los pobladores.

Los reporteros permanecieron privados de su libertad en un predio hasta la tarde de ayer y fue necesario que el procurador de Justicia estatal y el secretario de Seguridad Pública, Renato Sales Heredia y Jackson Villacís Rosado, respectivamente, se ofrecieran como intercambio para liberar a los retenidos.

Sin embargo, los comuneros indicaron que su única exigencia es un compromiso de las autoridades de la Reforma Agraria y de la Procuraduría Agraria para terminar con este conflicto, con lo que dejarían en libertad a los reporteros, y el acuerdo se logró.

Tras el convenio, los pobladores permitieron que el propio procurador liberara a los reporteros, con la advertencia de esperar el cumplimiento de las compromisos, de lo contrario reiniciarán la protesta.

El origen

Todo comenzó con el pleito de tierras entre los moradores del poblado de Nunkiní con Santa Cruz, donde cuatro personas resultaron lesionadas, entre ellas una herida de bala, tras una riña entre pobladores de ambas comunidades.

Los moradores de Nunkiní, ubicado a ocho kilómetros de la cabecera municipal de Calkiní, tienen conflicto con los de Santa Cruz por la división de tierras hecha para los campesinos del lugar.

Los poblados están ubicados a unos cuantos metros de distancia, sobre la carretera estatal Calkiní-Nunkiní-Santa Cruz-San Nicolás.

El reportero del MILENIO junto con sus compañeros Oliver Pacheco y Eric Hernández de la televisora local Mayavision, alrededor de las 10 de la noche, acudieron a la salida del poblado de Nunkiní donde se encontraban los inconformes, que tenían bloqueada la carretera e incluso dejaron sin energía eléctrica a los habitantes de las otras dos comunidades.

A su llegada, los comunicadores fueron agredidos a golpes por los moradores que en su mayoría se encontraba en estado de ebriedad.

Al ser despojados de una lámpara y parte de una cámara, los comunicadores intentaron recuperarlos, por lo que son privados de la libertad alrededor de las 11 horas el corresponsal de MILENIO Diario y Eric Hernández, mientras que Oliver Pacheco logró escapar y dar aviso a la autoridad.

Una vez secuestrados, el reportero y camarógrafo fueron amenazados con ser linchados, pero gracias a la intervención de algunas mujeres que se encontraban en el grupo desistieron y calmaron los ánimos de los inconformes.

El presidente de la junta municipal de Nunkiní llegó al lugar a la media noche y a su arribo prometió la liberación de los dos comunicadores y del director de la Policia Municipal y su escolta que también habían sido secuestrados.

Al no llegar a una negociación con las autoridades municipales, se les niega la libertad a los secuestrados, quienes a las 3 de la madrugada del miércoles, son llevados como medida de presión a un predio donde son encerrados con otras cinco personas, el presidente de la junta municipal de Nunkiní y su secretario.

Las autoridades estatales, al enterarse del secuestro —alrededor de las 4 de la mañana—, el secretario de Seguridad Pública y Protección a la Comunidad, Jackson Villacís Rosado, intentaron conciliar, sin lograrlo.

A las 7 de la mañana se intentó liberar a los comunicadores, ahora bajo el intento del procurador de Justicia, Renato Sales Heredia, pero los moradores vuelven a negarse hasta acordar una reunión con autoridades de los tres niveles de gobierno y llegar a un acuerdo en el conflicto.

Luego de tres horas, finalmente se firmó un pliego petitorio de cinco puntos entre las autoridades y las partes en conflicto para solucionar el problema de tierras, entre las comunidades en conflicto.

Alrededor de las 12:30 de la tarde, el reportero y camarógrafo, junto con las otras víctimas son dejadas en libertad, para ser escoltadas por las autoridades a una agencia del Ministerio Público del Fuero Común.

De ahí estas dos personas junto con su otro compañero son llevados a la capital del estado, para ser ingresados al Hospital de Especialidades Médicas, Doctor Javier Buenfil Osorio”, donde fueron valorados.

El reportero de MILENIO resultó con golpes leves, mientras que sus dos compañeros con lesiones en otras partes del cuerpo y luxación de uno de sus brazos.

Durante el conflicto en el poblado, en la capital del estado, un grupo de comunicadores realizaron una marcha en apoyo a sus compañeros secuestrados y golpeados.

Libertad de Expresión

About Author

Periodistas en línea

Leave a Reply