Números rojos en derechos de las mujeres

Por Elsa Lever M.
Periodista con Maestría en Comunicación por la FCPyS de la UNAM, diplomada en Género por el PUEG de la UNAM, y en Feminismo por el CEIICH de la UNAM. Directora de www.MujeresNet.Info.

Se nos termina el año y no hay avances. En materia de medios sigue pendiente la institución de un lenguaje no sexista; de un decálogo o código deontológico que aborde la situación laboral de las mujeres periodistas y obligue a cambiar hacia un contenido de género en la información. Y, por supuesto, la garantía de un ejercicio periodístico seguro y sin censura.

Mujeres de México y en todo el mundo siguen siendo acosadas, asesinadas por razones de género; muchas otras continúan desaparecidas, arrebatadas de sus familias, torturadas, violentadas, violadas y explotadas sexualmente, vendidas, intercambiadas, lapidadas, mutiladas por "tradición", despojadas de todo valor, bien, propiedad, herencia... Siguen sobreviviendo en la más ínfima de las miserias, invisibilizadas en sus derechos humanos, civiles, políticos y reproductivos. No hay alimento, menos salud, educación ni trabajo.

Y no hay voluntad política para eliminar las disparidades de género y apuntalar el desarrollo de las mujeres. Por ejemplo, se niega presupuesto a los programas destinados a ello. La despenalización del aborto aún parece muy lejana en otros países, incluso en muchos estados de nuestra nación.

Otro de los temas pendientes es la conciliación entre la vida laboral y familiar de las mujeres, y lo poco que se ha planteado al respecto: licencias compartidas para madres y padres, y servicios de cuidado infantil y horarios flexibles. ¿Hasta cuándo la maternidad y los cuidados maternos dejarán de condicionar el desarrollo de las mujeres en el ámbito laboral? ¿Hasta cuándo seguirá siendo necesario sacrificar la maternidad por el trabajo o viceversa?

Casi 2009 y las mujeres que participan en la política aún causan asombro por "lo raro" de la situación; la sociedad continúa mirando con morbo y desprecio a dos mujeres abrazadas o tomadas de la mano...

Casi 2009 y para vender autos todavía debe haber dentro mujeres semidesnudas adornándolos, y la venta de la dignidad del cuerpo a través de la prostitución sigue siendo el negocio más jugoso, bajo el amparo de la impunidad.

Casi 2009 y todavía para la sociedad una minifalda es causa justificada de violación; el examen de gravidez es requisito para obtener un empleo; las mujeres indígenas viven una triple opresión (género, clase y etnia), y las mujeres presas o las que tienen alguna discapacidad son invisibles al ejercicio de sus derechos.

Se nos termina el año y el recuento es deprimente. Números rojos, saldo en contra de los derechos de las mujeres. El gobierno, las autoridades, nuestros(as) representantes, las instituciones, la sociedad misma, nos quedan debiendo. Un año más para aumentar la deuda histórica que el país y el mundo tienen con las mujeres.

Seguridad y Justicia

About Author

Periodistas en línea

Leave a Reply