Demanda ONG a militares abrir los expedientes del caso

ELIZABETH VELASCO C.
La Jornada
8 de mayo 2007
La asociación civil Fundar, centro de análisis e investigación, exigió a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y a la Procuraduría General de Justicia Militar la apertura de todos los expedientes relativos al caso de la indígena Ernestina Ascensión Rosario.

Luego de que la Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz (PGJEV) cambió radicalmente su dictamen, al desechar este primero de mayo su versión inicial, de que la muerte de la nahua de 72 años fue por violación tumultuaria por parte de militares, y concluir que falleció por "parasitosis", esa agrupación pionera en asuntos de transparencia y rendición de cuentas destacó que "existen elementos para tener dudas fundadas sobre el curso y resultado de esas investigaciones".

Alicia Athié, vocera de Fundar, destacó que "ante el evidente conflicto entre las instancias gubernamentales", corresponde a la sociedad civil arrojar luz sobre los hechos por los cuales falleció la indígena. Y es que, dijo, "sus procesos de investigación -tanto de la CNDH como de la Procuraduría estatal- muestran preocupantes irregularidades e inconsistencias".

De acuerdo con Fundar, son varias las inconsistencias detectadas en ese caso, pero al menos sobresalen las siguientes: las contradicciones en los primeros resultados de las investigaciones efectuadas por la PGJEV y la CNDH, así como el giro abrupto que tuvieron las pesquisas a raíz de la intervención de la CNDH; la repentina decisión de la PGJEV de cerrar el caso y no ejercer la acción penal por "no existir" delito que perseguir; la indebida filtración de información durante el curso de las investigaciones al presidente Felipe Calderón, y al presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, el general retirado Jorge González Betancourt.

También, la presentación de una investigación inacabada y en proceso por parte del presidente de la CNDH, José Luis Soberanes, durante una conferencia que dio antes de su comparecencia ante la Cámara de Diputados; la negativa de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) de poseer las evidencias que en un principio afirmó tener sobre la existencia de la presunta violación; la aparente inconsistencia entre las causas identificadas por la CNDH y el informe de la segunda necropsia realizada a Ascensión Rosario.

Indagatorias sin resultados

Por otra parte, existe información en poder de la Procuraduría General de Justicia Militar, pues ésta efectuó sus propias indagatorias y lo más curioso es que aún no se han emitido los resultados.

Por esas consideraciones, "en Fundar tenemos suficientes elementos para dudar del curso y resultado de esas investigaciones", dijo Athié. Por ello, agregó, es indispensable que todos los expedientes se hagan públicos; sólo así se podrán escudriñar y esclarecer las acciones de las dependencias involucradas.

Puntualizó que Fundar espera que al concluir sus indagatorias la CNDH y la Procuraduría General de Justicia Militar, difundan tales expedientes en "aras de la transparencia y, específicamente, del derecho a la verdad".

Transparencia

About Author

Periodistas en línea

Leave a Reply