Expertos coinciden en que una fracción del gasto militar en todo el mundo pudiera salvar la biodiversidad del planeta


  • José Luis Carrillo Aguado*

 Gland, Suiza, 6 de noviembre de 2014. Un cambio fundamental involucrando un aumento en patrocinio y asesoría política es urgentemente necesario para asegurar que las áreas protegidas vivan su potencial completo total, social y económico, de acuerdo a un artículo publicado el 6 de noviembre en Nature por expertos de la Sociedad de Conservación Mundial de la Vida, la Universidad de Quensland y la Sociedad Mundial en Áreas Protegidas de la organización IUCN (por sus siglas en inglés, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, la mayor sociedad que busca ayudar a encontrar soluciones prácticas para los desafíos ambientales del planeta).

El paper, denominado The performance and potential of protected areas, (La administración y gestión de áreas protegidas y potencialmente protegidas) es resultado del Congreso 2014 sobre los parques del mundo de la IUCN, un foro que se lleva a cabo cada década sobre áreas protegidas.

LOS RECURSOS

De acuerdo con los autores, destinando de 45 a 76 mil millones de dólares anualmente para proteger áreas naturales -sólo 2.5 % del gasto mundial anual en armamentos-, podría ser útil para auxiliar adecuadamente y administrar estas áreas, asegurando su contribución al bienestar del planeta de una manera completa e integral.

Muchas especies amenazadas, así como numerosas especies del elefante asiático, el tigre, y todas les especies de rinocerontes, reptiles y anfibios, sobreviven hasta hoy gracias a las áreas naturales protegidas.

Las áreas marinas protegidas bien integradas contienen en total mayor a cinco veces  la biomasa del total de biomasa de peces,  y 14 veces  la biomasa de los tiburones comparados con las áreas donde se permite la pesquería.

“Las áreas protegidas nos ofrecen soluciones para los retos ambientales más apremiantes”, aseguró el Dr. James Watson, de la Sociedad de Conservación de la Vida Salvaje y de la Universidad de Queensland y autor líder del estudio. “Un pequeño cambio en la forma como valoramos, financiamos y gobernamos estas áreas no es imposible ni cae fuera de la realidad y solamente representa una fracción del gasto mundial en defensa”.

De acuerdo con los datos más recientes, las áreas naturales protegidas cubren alrededor del 15% de la tierra y3% de mares y océanos. Muchos ecosistemas se conservan pobres debido a que las áreas protegidas no siempre son los mejores lugares, con mayor y mejor biodiversidad.

“Algunas de las áreas protegidas más “icónicas”, tales como el Parque Nacional Galápagos de Ecuador, están sufriendo un deterioro significativo, en parte por la inhabilidad para manejarlos adecuadamente¨, acusó el Profesor Maix Hockings de la Universidad de Queensland, co-autor de la investigación y miembro de IUCN. “Pero los gobiernos no cargan con la totalidad de la responsabilidad para que los parques nacionales no brinden todo su potencial para asegurar que las áreas naturales protegidas cumplan con su función a cabalidad. Necesitamos encontrar formas innovadoras para financiar y administrarlas, involucrando a los gobiernos, hombres de negocios y comunidades”.

  *con información de Ewa Magiera, IUCN  

Ciencia

About Author

Periodistas en línea