Soberanía

SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS A 5 DE JUNIO DEL 2008
CRITICA CONSTRUCTIVA
Por: Gustavo Hernández Larrauri
Doy inicio a esta columna, sin cortapisas, libre al fin del intento de coartar, limitar y reducir este espacio a líneas e intereses limitados de otros; todo en el ejercicio periodístico es experiencia y aprendizaje, sea bueno o malo, ya que en ese camino y en ese sentido hay que vivir los retos, todo es experiencia, aprender en ambos sentidos con la finalidad de formar ese sentir periodístico a fin de intentar retransmitirlo a través de cada letra y cada palabra, pero, hay que dar fin y desechar todo lo que limite el ejercicio periodístico, no importa lo grande o lo pequeño que sea.
Por lo que esta columna de intento y tentativa de ser una Crítica Constructiva al plasmar la pluma de un servidor, vuelve a escribir temas, Locales, Estatales y Nacionales, espacio en el cual, sin divisiones ni clasificaciones, vuelve a ser la Crítica Constructiva, que plasma temas de la Ciudad que me cobijó, San Cristóbal de las Casas, de la Entidad Chiapaneca que es una amalgama social que hay que narrar y de un México que ni que decir, se acabaría la tinta en poder descifrarlo, por lo que ya no estará limitada al enfoque de “Sinopsis Sancristobalense”, sino la que ha venido siendo por más de catorce años, plasmando temas en las tres instancias y en todos los enfoques …
Es indudable que las posiciones encontradas entre el Gobierno Mexicano y el de los Estados Unidos de Norteamérica, ha desatado diversas posturas, la violencia destruye y menoscaba proyectos y trastorna el orden mundial o regional, y la violencia que se ha desatado en México es preocupante para la seguridad misma del Estado Mexicano, el grado de penetración, de corrupción, la estrategia y el poderío de fuego del Crimen organizado, las armas utilizadas por el narco, son de ultima generación, la violencia se incrementa al desafiar al aparato coercitivo con su poder de fuego, lo que llevaría a incrementar el uso de la fuerza de parte del Estado, elevando a un grado de violencia de alcances antes vistos en México, mucho más aun de lo que ya se vive, por el simple hecho que el contrabando y venta de armas de Estados Unidos al crimen organizado no cesa, tal pareciera tiempos aquellos de la guerra fría, en que los jugosos negocios de venta de armas proliferaban.
Las declaraciones del Secretario de Gobierno, Juan Camilo Mouriño, en el sentido de que la demanda estadounidense constituye la fuente principal de los recursos financieros de las organizaciones criminales que actúan en nuestro país, son solo un bosquejo de un conjunto de factores que generan y fomentan al crimen organizado, la iniciativa Mérida del 22 octubre 2007 señalaba: Los gobiernos de México y Estados Unidos comparten una profunda preocupación por la amenaza que representa para nuestras sociedades la operación de narcotraficantes y otras organizaciones criminales que actúan en ambos lados de nuestra frontera común.
La creciente capacidad operacional y financiera de los grupos criminales involucrados en el tráfico de drogas, armas y personas, así como de otras actividades criminales transnacionales, representan una contundente amenaza para las vidas y el bienestar de los ciudadanos de México y Estados Unidos. México y Estados Unidos establecerán como prioridad combatir el poder y la impunidad de las organizaciones criminales y del narcotráfico, que amenazan la salud y la seguridad pública de sus ciudadanos, así como la estabilidad y la seguridad en la región.
Ambos gobiernos están profundamente comprometidos con la cooperación bilateral estratégica, táctica, concertada y necesaria para combatir de manera efectiva esta actividad criminal, particularmente la amenaza que representa para nuestra juventud, y para lograr una cooperación regional e internacional más amplia requerida para ser exitosos en esta lucha. El Gobierno de México ha otorgado la máxima prioridad nacional a este objetivo y está desplegando todos los recursos materiales y organizacionales disponibles para que el gobierno federal pueda contrarrestar la grave amenaza que representan las organizaciones criminales. México también ha realizado importantes esfuerzos diplomáticos para construir una colaboración internacional más sólida dirigida a desarticular las redes que utilizan estos grupos para llevar a cabo sus operaciones. El gasto erogado en seguridad para cumplir con este objetivo por siete dependencias federales mexicanas asciende a 2.5 mil millones de dólares anuales, un incremento de 24% con relación al presupuesto 2006 de la Administración anterior.
De la misma manera, el gobierno de Estados Unidos, por medio de sus agencias federales y junto con sus contrapartes mexicanas, ha incrementado sus esfuerzos para desarticular el tráfico de narcóticos, dinero, personas y armas a través de la frontera y para combatir a organizaciones criminales que operan en ambos países. La Estrategia Antinarcóticos para la Frontera Suroeste, la Estrategia Nacional para el Control de las Drogas y la Estrategia de EE.UU. para Combatir las Pandillas Criminales de Centroamérica y México reflejan los avances que hemos alcanzado.
Nuestra meta común es maximizar la eficacia de nuestros esfuerzos en la lucha contra las organizaciones criminales así como para detener el narcotráfico (incluyendo el de precursores químicos); el tráfico de armas, las actividades financieras ilícitas, el tráfico de divisas y la trata de personas. La Iniciativa Mérida representa un nuevo y más intenso nivel de colaboración que marca el comienzo de una nueva etapa en nuestra cooperación bilateral que caracteriza la sólida relación que existe entre ambos países. La Iniciativa Mérida complementará acciones específicas para: 1) Reforzar los esfuerzos internos de procuración de justicia en México; 2) Reforzar los esfuerzos internos de procuración de justicia en Estados Unidos; y 3) Ampliar la cooperación bilateral y regional dirigida a la amenaza de la delincuencia transnacional.
México fortalecerá sus capacidades operacionales para combatir más eficazmente a los narcotraficantes y al crimen organizado; Estados Unidos intensificará sus esfuerzos para enfrentar todos los aspectos del narcotráfico (entre ellos la demanda de drogas) y continuará combatiendo el tráfico de armas y de dinero en efectivo hacia México. Los dos países aumentarán la cooperación, la coordinación y el intercambio de información para combatir a las organizaciones criminales en ambos lados de la frontera.
Para avanzar en la instrumentación de la Iniciativa Mérida, el gobierno de los Estados Unidos ha presentado una solicitud de recursos adicionales a su Congreso para el año fiscal 2008 por 500 millones de dólares para reforzar los importantes esfuerzos que México está llevando a cabo actualmente con sus propios recursos. Esta sería la primera parte de un solicitud multianual de fondos por un total por 1.4 mil millones de dólares. Además, los Estados Unidos han solicitado la asignación de 50 millones de dólares para los países centroamericanos a fin de fortalecer los esfuerzos regionales. La Iniciativa Mérida permitirá que ambos países enfrenten más eficazmente la amenaza común del narcotráfico y de la delincuencia organizada transnacional.
Ahora se sabe que esos fondos fueron recortados y condicionados violando las Soberanía Mexicana, al condicionar acciones que solo le competen a México, la reacción no se hizo esperar y la contestación fue tajante en voz de Juan Camilo Mouriño: Enfrentamos a un enemigo común, que nos plantea desafíos estrechamente interrelacionados, y por ello hemos pasado de las recriminaciones mutuas a una estrategia acordada e instrumentada conjuntamente. Ese es el gran mérito de la Iniciativa Mérida propuesta por México en el año 2007, y aceptada por el Gobierno de Estados Unidos. México no solicitó asistencia unilateral. Hizo un planteamiento responsable para mejorar la cooperación bilateral y, como parte de esa estrategia, fortalecer sus propias capacidades para combatir a la delincuencia organizada transnacional.
Los planteamientos fueron claros y precisos ya que mientras exista demanda, habrá oferta, mientras exista ilegalidad y jugosas ganancias habrá poder de corrupción, corrupción mezclada con poder y defensa de esa actividad, más aun que es ya una industria el crimen organizado e interactúa el gobierno gringo como forma imperialista de dominación de un Estado a otro, de juegos de capitales o de mercancías, tal pareciera que del querer ayudar buscando asegurar la expansión de el producto, del consumo americano, fomentar las líneas de trafico, producción, y venta tanto de armas como de la defensa a su consumo, por lo que se de seguir, así, violándose, como muchas antes la soberanía mexicana, México seguirá poniendo los muertos y los gringos los consumidores, aumentándose sus grandes capitales …
Sugerencias, atentados, averiguaciones y comentarios en:
[email protected]
[email protected]
[email protected]
Website:
www.paginasprodigy.com/forochiapaneco

Política

About Author

Periodistas en línea

Leave a Reply